“El teléfono sonó una mañana de domingo y tuve que arrancarme de un sueño de lápida para atenderlo. La voz sólo dijo Luciana, en un susurro débil y ansioso, como si esto hubiera debido bastarme para recordarla. Repetí el nombre, desconcertado, y ella agregó su apellido, que me trajo una evocación lejana, todavía indefinida, y luego, en un tono algo angustiado, me recordó quién era. Luciana B. La chica del dictado. Claro que me acordaba. ¿Habían pasado verdaderamente diez años? Sí: casi diez años, me confirmó, se alegraba de que yo viviera todavía en el mismo lugar. Pero no parecía en ningún sentido alegre. Hizo una pausa. ¿Podía verme? Necesitaba verme, se corrigió, con un acento de desesperación que alejó cualquier otro pensamiento que pudiera formarme. Sí, por supuesto, dije algo alarmado, ¿cuándo? Cuando puedas, cuanto antes….

Así comienza: La Muerte lenta de Luciana B.

Guillermo Martínez, nos presenta aquí un inquietante thriller psicológico.

La novela contiene los elementos comunes al género policial: una sucesión de tragedias, una investigación, un sospechoso, una víctima, un detective en la búsqueda de la verdad…, narración en primera persona…

Pero, el relato va mucho más allá, y, por momentos excede los límites tradicionales del género, con algunas puertas abiertas hacia lo azaroso o lo sobrenatural, o lo fantástico, si es que el lector quiere creerlo así, y este es otro de los elementos que cabe destacar de esta novela. El lector puede, también, clasificar el relato – o parte de él –  dentro de un género u otro.

Hay un clima opresivo y una excelente confrontación de caracteres, tanto intelectual como psicológica, en un juego de obsesión y venganza, donde cada uno de los protagonistas aporta su subjetividad en la reconstrucción de los hechos, – y por lo tanto, en la trama -, y donde la verdad pasa por las explicaciones que se dan al lector, – y vale recalcar el plural – que por las evidencias concretas encontradas.

 También hay una corriente subterránea relacionada con el mundo de la literatura (los protagonistas principales son escritores), donde la realidad y la ficción, muchas veces se mimetizan.

En definitiva, tenemos una atrapante novela, cuya lectura recomendamos.

descarga-13

 

Autor y matemático argentino, Guillermo Martínez (1962) estudió Matemáticas en la Universidad del Sur, completando su formación académica primero en Buenos Aires, donde se doctoró en Lógica, y más tarde en Oxford.

Sin embargo, su gran pasión ha sido siempre la creación literaria. Tras sus estudios, pasó varios años como artista residente en universidades de Canadá y Estados Unidos.

Su primer libro publicado fue una antología de relatos, a la que siguieron dos novelas que pasaron desapercibidas para el gran público (Acerca de Roderer y La mujer del maestro). En 2003 publicó la que es su obra más conocida, Los crímenes de Oxford, obra con la que consiguió premios y celebridad mundial y que en 2008 fue llevada al cine de manos de Álex de la Iglesia.

Además de éstas y La muerte lenta de Luciana B., escribió Gödel para Todos, Yo también tuve una novia bisexual, y Una felicidad repulsiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s