“Siempre había evitado el bosque de Knocknaree como una plaga; creo que habría interrogado a todos los habitantes del país y me habría calentado la cabeza hasta que me explotara antes de que se me ocurriera volver a poner un pie allí, si no me hubiera visto apaleado hasta el punto de quedarme sin defensas ante lo único que saltaba a la vista. Yo era la única persona que sin ninguna duda conocía al menos algunas de las respuestas, y si había algo que podía devolvérmelas era retroceder hasta el principio, es decir, ese bosque.”

 

De vez en cuando, al buscar qué leer, recorriendo estantes de librerías o catálogos por internet  para elegir alguna nueva novela, nos encontramos con gratas sorpresas, tal es el caso de “El silencio del bosque”, ópera prima de la escritora irlandesa Tana French.

He aquí una pequeña síntesis de la trama:

En 1984 en un bosque aledaño a una urbanización de las afueras de Dublin, dos niños de 12 años desaparecen y nunca más se supo de ellos. Un tercero es hallado lastimado, con los pies llenos de sangre y en estado de shock, sin poder recordar jamás lo que pasó.

20 años después, aparece asesinada, casi en el mismo lugar, una niña de 12 años.. y uno de los detectives encargado de investigar, es aquel sobreviviente de 20 años atrás….

Así, las dos historias se mezclan, en lo que, para el protagonista es una cruzada personal, resolver el caso, y encontrar respuesta a lo que ocurrió en el pasado, es decir, a su propia vida.

 

La obra, de ágil y atrapante lectura, está relatada en primera persona por uno de sus protagonistas, lo que facilita que los lectores compartamos sus pensamientos, sigamos su accionar, pero, sobre todo, vivamos sus sentimientos, sus incertidumbres, sus pesadillas, sus pesares, y sus miedos.

Mezcla de novela de investigación clásica, con sus detectives de homicidios investigando, y de thriller psicológico, con personajes complejos – y complejas relaciones intrapersonales-, misterios no aclarados y alguna puerta abierta a la interpretación del lector, la historia se desarrolla con un crescendo dramático que desemboca en un final donde, al mejor estilo noir, nadie queda indemne.

Hay, además, como elemento para destacar, una especial descripción del entorno natural, ese bosque , que fue tierra de sueños infantiles, y juegos, también se nos presenta como tierra de misterio y pesadilla.

Recomiendo, entonces, la lectura de esta atrapante e inquietante novela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s